CARMEN ARISTEGUI: Lo políticamente correcto o lo políticamente mejor

Siempre he pensado que en este mundo no debería de existir la disyuntiva de hacer lo bueno o lo malo… y no me refiero al bien y al mal, pues es una existencia inherente a mi opinión, es mas con mucha razón de existir… me refiero a lo bueno y lo malo como un verbo en completa actividad. Lo bueno indudablemente estará cargado de un toque de egolatría, lo malo por sus parte tendrá expuesto nuestro alter ego… pero quién nos ha explicado lo bueno y lo malo y aun más allá… para quién? Lo bueno y lo malo estará cargado siempre de sentimientos ambiguos y encontrados, de maldad y bondad, la bipolaridad de estas acciones están poco equidistante que entenderla y aún mas llevarlas a cabo es políticamente imposible…
Ahora bien, si en lugar de pensar en lo bueno y lo malo, tomamos como punto de partida “lo mejor” el punto de partida se reduce aún mas, teniendo como resultado un hecho de accionar menos ambivalente. Es decir, hacer lo mejor para mi, para ti, para ellos, o para quien sea pero lo mejor…
Cuando hablamos de hacer lo mejor, hablamos de un fin de un destino, de un desenlace… así pues también se habla de libertad, porque la libertad es la circunstancia básica primaria del ser humano… la rozón por la cual puede tomar decisiones, opciones, la razón de su ambivalencia, de sus dudas… al no existir libertad se termina la duda, la razón se seca y la verdad no es infinita sino dictada.
La libertad no es un hecho propio de la política, la justica o los medios, es un hecho que envuelve la sociedad en la que vivimos, en la que ejercemos en cada instante una decisión, asi pues, hoy me levanto no solo a favor de un líder de opinión como CARMEN ARISTEGUI, me levanto a favor de una acto, de un verbo, de una decisión… pues la libertad es la acción más propia del ser humano, en la cual se expresa, se revela, se coincide… Los medios con diversos comentarios han tratado de apoyar, victimizar o destrozar a la periodista, olvidado, que no se trata solo del un líder de opinión, sino del ser humano representativo… quién sino una mujer que es escuchada cada mañana por una audiencia conformada por miles de radio escuchas, quien sino ella, y no se trata únicamente de la mujer como periodista, sino la mujer como líder, como voz, como fuente , como contacto… quien sino ella para preguntar lo que singularmente podría ser una pregunta fuera de contexto en la vida privada, pero no en la vida pública… entender el limite de lo privado y lo público es difícil, tan difícil como entender el bien y el mal… lamentablemente o afortunadamente vivimos en un mundo en el cual lo público y lo privado son casi imperceptibles en sus diferencia sustancial… pues lo público es muy público y lo privado simplemente es exclusiva.
Asi pues creo que este acto reflexivo debería de existir dentro de la política y los medios y darnos cuenta que el hecho no es solo el despido de una líder de opinión carismático, sino el verdadero hecho es la agonía de la libertad en nuestro país y nuestros medios… pues si se puede censurar a una líder por hacer, decir o cuestionar… que podemos esperar nosotros los simples mortales que nos hagan por levantar la voz y hacernos presentes… que podemos esperar? Por ello no se trata de defender simplemente a una voz sino a miles de voces que detrás de esa mujer existen…

La libertad es libertad, y no siempre es moral… sin embargo si es plural.


Pao valdivieso

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quisiera ser alcohol

Cuanto estas aquí

lklñ