Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2007

ils

il est entrè dans coeur
il est tombè a mourense de moi
il est restè dans mes pensès
il a aimè mon espirit
il a chantè près de mon oreille
il est retournè avec moi
il a ri et a pleurè
il esty renè dans mon coeur
il a dormi suis mon poitrine
only the best on line. Wellcome to my space

Soy mi cuerpo
SOY MI CUERPO. Y mi cuerpo está triste, está cansado. Me dispongo a dormir una semana, un mes; no me hablen.Que cuando abra los ojos hayan crecido los niños y todas las cosas sonrían.Quiero dejar de pisar con los pies desnudos el frío. Échenme encima todo lo que tenga calor, las sábanas, las mantas, algunos papeles y recuerdos, y cierren todas las puertas para que no se vaya mi soledad.Quiero dormir un mes, un año, dormirme. Y si hablo dormido no me hagan caso, si digo algún nombre, si me quejo. Quiero que hagan de cuenta que estoy enterrado, y que ustedes no pueden hacer nada hasta el día de la resurrección.Ahora quiero dormir un año, nada más dormir.

¿Morir por la pobreza o morir de pobreza?

only the best on line. Wellcome to my space



Vivimos en un mundo sumamente globalizado, el ser humano como individuo solo esta preocupado por su propia sobre vivencia, los gobierno del mundo han entrado en una guerra que inicialmente era una guerra por el poder territorios, para mas tarde convertirse en una guerra de recursos naturales explotables, y es en este momento cuando una pregunta biene a mi mente ¿que nos espera?o como dice la madre de un amigo muy querido ¿ y después de esto que sigue.. las drogas? desafortunadamente o afortunadamente no¡¡ no siguen la drogas, sino una droga mucho mas fuerte que no mata paulatinamente sino totalmente ( en algunos casos).

Hablo del suicidio, asunto que ya antes en este espacio habíamos tocado cuando hable de las razones de suicidio y lo que era.sobre-el-suicidio.html

Hoy el mundo se ha convertido en una especie de recipiente funesto, donde suicidarse es la salida a todos los problemas del mundo. Lamentablemente hemos perdido la Fe, y no hablo de …