sábado, 8 de marzo de 2008

Ser Pro- Ana Pro- Mía. Camino a la Felicidad en dos pasos

only the best on line. Wellcome to my space



Ciertamente jamás e sido una mujer extremadamente delgada, desde que recuerdo he tenido un cuerpo normal, ya que toda mi vida me ha gustado hacer ejercicio. Mido 1.60 y peso 60 KG, para cuestiones del Club de Ana y Mía (amigas de varia “princesas”) estoy hecha un cerdo. Y ciertamente como toda mujer vanidosa y al fin mujer victima del Fashion e hecho una que otra dieta para adelgazar y mantener en línea, jamás duro más de una semana con una dieta, por que la dietas requieren de todo una metodología que a mi por ser Universitaria y desordenada, me es imposible llevar. Una vez trate comer 4 veces al día como me lo recomendó el entrenador del Tenis y mi rutina duro 2 días, porque el resto de la semana, preferí dedicarlo a dormir hasta tarde que levantarme hacer algo de comer para llevar, así que comía lo que se me antojase en la Facultad.

Sin embargo mi estrenado siempre me decía que tenia que mantener una dieta en la cual me mantuviera en 56 kilos ya que para mi cuerpo era muy cansado mantenerse jugado durante 3 horas y soportara el peso que tenia, también alguna vez me pidió que dejar de fumar o que por lo menos fumara menos, por algunos meses le baje al cigarro, trataba de comer a mis horas, sana y nutritivamente y logre bajar 2 kilos. Por supuesto que mi condición física mejoro, los partidos se me hacían aún más ligeros y me agitaba menos al correr… en un principio el entrenador pensó que tal reacción se debía a mi baja de peso y la ligereza de mi grasa corporal, pero al realizarme estudio, resulto que mis 2 kilos perdidos no eran mas que un extra dentro de mi destreza física, pues en realidad lo que me había causado tan buena condición, fue el bajarle al cigarro. Pero al parecer al entrenador el diagnostico no le parecía coherente y a todas las chica que entrenábamos nos pedía mantener un peso ideal, muchas que disfrutaban de jugar tenis, tuvieron que salirse de los entrenamientos por que las exigencias eran demasiadas: 2 horas de entrenamiento diarias y si era de las que iban los fines de semana como yo 6 horas, seguidas, de boleo, simulacro de partidos, correr, abdominales y demás. Esto duro por lo menos más de 6 meses, hasta que un día cansada de las exigencias del entrenado por que perdiera mis 2 kilos que me faltaban, decidí salirme del equipo, y me inscribí a un club donde tenia a un entrenador personal, que iba a mi ritmo y la única petición que tenia era que no faltara a mis entrenamiento y dejara el cigarro.

Por desgracia tuve que dejar el tenis ya que las exigencias de la universidad me impedían entrenar todos los días y mi rutina diaria se estaba convirtiendo en un horror: levantarme a las 6 am, irme a l ingles, salir 8:30, irme a la oficina, salir de ella a las 2, entrenar una hora diaria, comer en 15 minutos, llegar a la escuela a las 4 y salir a las 10.

Los deportes siempre han estado ligados a mi vida, ya que mi madre desde que tengo usos de razón trato de que mis dos hermanos y yo nos manutuviéramos ocupados en cosas “sanas” para no caer en vicios. Desde muy pequeña inicie mis clases de natación por que el especialista recomendó nadara el mayor tiempo posible, para que mis pulmones se fortalecieran y mis cuadros asmáticos fuesen menos constantes, así que mi madre me mando 2horas y media diarias durante 6 años de mi vida, hasta que el especialista dijo que ya no era necesario tanta natación y empecé ha practicar básquetbol, bolliboll, Futboll, Hooky , etc.

Extrañamente hoy en día los deportes ya no son una forma de curar una enfermedad, tampoco de mantenerte sano y mucho menos una pasión o un juego de niños… hoy en día el deporte, las horas de entrenamientos, los regimenes alimenticios y la obsesión por mantener un cuerpo “escultural” ha llegado a tal grado que la muerte es el ultimo paso para lograr la perfección.

Ana y Mía


Ana y Mía son inseparables amigas de muchas niñas, adolescentes, jóvenes y señoras, que hoy en día victimas de trastornos no solo alimenticios, sino psicológicos se han convertido en el monumento a la muerte.

Ana y Mía no son más que el nombre de dos enfermedades, terribles, difícil y traumáticas en la sociedad en la que vivimos, enfermedades que no solo necesitan de medicamentos, ni de terapias de rehabilitación, sino de todo un proceso, psicológico, sociológico y espiritual del entendimiento de la realidad.

Ana y Mía son el nuevo cáncer que invade la sociedad cosmopolita y globalizada, con sus dietas, mandamientos, filosofía y hasta oraciones. Ana y Mía no son más que LA ANOREXIA y LA BULIMIA, enfermedades que toda la vida han existido, pero que en nuestro siglo, ya no son caso aislados y ahora es posible, ver documentales, libros, videos en la Web, paginas, blogs (cientos de ellos) que se dedican a hacer una apología de estas enfermedades, viéndolas como el camino hacia sus repuesta existenciales, la perfección, la espiritualidad del ser.

Su historia y estadísticas

La bulimia se cree existe desde el siglo XIX, pues se tiene informes que desde ese tiempo había personas que se provocaban el vómito, después de comer en forma excesiva. En 1940 este trastorno se consideró un síndrome y en 1980 la Sociedad Americana de Psiquiatría incluyó a la bulimia en el manual de psiquiatría como una enfermedad diferente a la anorexia.[1]


Para muchas y hablo de “muchas” por que según estadísticas en España y México, la mayoría de estos trastornos los sufren las mujeres:

España:
Han bastado diez años para que las cifras sobre incidencia de
anorexia y bulimia en nuestro país se equiparen a las del resto de los países
europeos, convirtiéndose así en la tercera enfermedad (la primera es el asma, y
la segunda la obesidad) más frecuente entre los adolescentes. Ahora,
aproximadamente, una de cada 100 adolescentes de entre 14 y 18 años cae en las
garras de la anorexia, mientras que un 2,4% desarrolla bulimia. Y no sólo el
sexo femenino (la anorexia nerviosa afecta 15 veces más a mujeres que a hombres)
se está enganchando a los trastornos de la alimentación, también los varones han
empezado a verse reflejados significativamente en las estadísticas. "El sexo es
un factor de protección frente a los trastornos de la alimentación. Hasta ahora
ser varón era un arma eficaz contra la anorexia y la bulimia, pero esto está
cambiando. Cada vez hay más casos de chicos que sufren estas patologías"[2]
México:
Por lo que respecta a la cantidad de casos
de anorexia, se da más en los países sajones que en las sociedades orientales.
En Latinoamérica, y específicamente en México, los estudios estadísticos y
epidemiológicos son muy pocos; carecemos de la información suficiente sobre la
incidencia de los trastornos de la conducta alimentaría, aunque en la actualidad
diversos grupos investigan este fenómeno.
Estadísticas del IMSS indican que
cada año se detectan 1,000 casos del trastorno en este género. En este sector de
la población el riesgo de complicaciones es mayor, pues generalmente se
diagnostican más tarde.
Algunos estudios elaborados en el Instituto
Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey muestran diversidad en las causas
del trastorno, es notorio en algunos homosexuales, bisexuales o asexuales
(personas que no sienten deseo sexual).
En nuestro país, según los cálculos
médicos, cada año se detectan 20,000 casos de anorexia en mujeres y 1,000 en
hombres.
En hombres y mujeres los trastornos del comer son enfermedades
conductuales devastadoras, pueden ser problemas emocionales, de personalidad o
por presiones familiares; por ejemplo en las mujeres la influencia puede ser de
la madre.[3]

De Fenómeno a enfermedad a trastorno, de trastorno a estilo de vida y de estilo de vida a religión.

Toda una empresa

Basta con sentarse una hora frente a la computadora y entrar a un buscador de cualquier tipo y poner palabras claves como Ana y Mía, Anorexia, Bulimia, Princesas o cualquier infinidad de términos que remitan ha este nuevo “movimiento social” para encontrar todo una serie de blog, paginas y comentarios que atiborran la pantalla de la computadora con oraciones, posdatas, dietas, trucos, tips y oraciones:

Oraciones:

ESTRICTA ES MI DIETA,
NO DEBO DESEAR,
DIRE MENTIRAS CUANDO ME ACUESTE CADA NOCHE HAMBRIENTA.

AYUDAME A PASAR POR LAS CONFITERIAS,
NO DEJES CAER MI FUERZA DE VOLUNTAD,
GUIAME ATRAVEZ DE LOS CAMINOS DONDE MI CUERPO NO ES COMO SE VE,

AUNQUE CAMINE ATRAVEZ DE LA TIENDA DE PASTELES NO COMPRARE NADA,
LOS PASTELES Y PAIS ME TIENTAN,
ANTE MI HAY UNA MESA CON VERDURASY LECHUGA,
LLENARE MI ESTOMAGO DE LIQUIDOS.

LOS CUADROS DE CALORIAS Y PESOS ME SEGUIRAN TODOS LOS DIAS DE MI VIDA,
Y DESCANSARA EN EL TEMOR A LAS BASCULAS PARA SIEMPRE,AMÉN!!!

Reglas:

Cuando te veas en el espejo repite una y otra ves en voz alta que estas gorda v no creas lo que los demás digan de tiMira fotos de chicas súper delgadas diariamente y convierte en una de ellasno piensas o comas nada, la comida te hace gorda, cualquier tipo de comidatoma tanta agua como puedas, incluso si sientes que vas a expoltar sigue tomando.Cuando vayas de compras pruébate ropa dos tallas mas chicas que la tuya, así te sentirás motivada a no comer y entrar en ellasNo llores, el llorar muestra que no tienes control de ti misma.

Mandamientos:
*1. Si no estas delgada no eres atractiva.
*2. Estar delgada es lo más importante.
*3. Compra la ropa adecuada, cortate el pelo, toma laxantes, muerete de hambre...lo que sea para estar más delgada.
*4. No comerás sin sentirte culpable.
*5. No comerás comida que engorde sin castigarte después.
*6. Contaras calorías y limitaras tus comidas de acuerdo con ellas.
*7. Los designios de la báscula son los más importantes.
*8. Perder peso es bueno, engordar malo.
*9. Nunca se esta lo suficientemente delgada.
*10. Estar delgada y no comer demuestran la autentica fuerza de voluntad y nivel de éxito.

Y podría seguir con toda una serie de escritos que esta nueva “religión” en la cual sus diosas son Ana y Mía, las únicas que comprenden lo incomprendido y quienes están con ellas hasta la muerte, según palabra de un de las seguirás del movimiento: M.A.H.M son las abreviaturas de Mia, Ana Hambre y Muerte, un club formado por chicas que conforman al mundo de las Princesas, cuyo objetivo es ser mejores, bellas, delgadas, en pocas palabras "perfectas".


¿Y usted cuantos kilos quiere bajar hoy?

Es difícil concluir un tema tan controversial como lo es este CANCER de Mía y Ana, pero es aún más preocupante que la sociedad este sufriendo estas problemáticas que no solo influyen en la vida de los seres que padecen el trastorno sino en todos los seres que los rodean. En México la cultura contra la anorexia y la bulimia se ha tratado de una forma común y hasta paradójica, novelas como “soñadoras”, “Amor en Custodia”, “amigas y rivales” entre otras, son ejemplo de lo que los medios e comunicación han lanzado como su forma de dar ha conocer la enfermedad, sus causa y sus resultados. Sin embargo nuestra sociedad mexicana joven, no funciona así, nos encontramos en la delgada línea que nos lleva a la pregunta ¿Cuánto es suficiente? Y cuanto es suficiente explicarle a la sociedad de esta enfermedad y tal vez el problema no es cuanto, si no cómo.

Libros como “Diario de una Anoréxica” de la Francesa Valérie O Abzurdah de Cielo Latini, narran historias de jóvenes que sufrieron estos trastornos, la primera lamentablemente muerta El 18 de diciembre de 1982, a la edad de 21 años y la otra todo una celebridad hoy en día, a su edad de 23 años, recuperada y dedicada ha pregonar su nueva filosofía de vida. Pero volvemos al mismo tópico del párrafo pasado, esta la sociedad preparada para esta información, somos los suficientemente concientes y maduros de la información que recibimos. Por que estos libros no solo informan, comunican a tal grado que hoy ya existen páginas Web que usan el nombre supuestamente de la autora de Abzurdah y que convocan a unirse al movimientote Mía y Ana.
Como libros y best-seller fucinabien, pero como movimiento contra este canecer tal parece que funciona de una manera inversa.






[1] http://www.comoves.unam.mx/articulos/anorex.html
[2] http://www.elmundo.es/salud/Snumeros/97/S262/S262alimentacion.html
[3] http://www.eleconomista.com.mx/articulos/2008-02-16-55863

2 diciendo lo bello sin caer en lo CURSI:

Dumuro dijo...

See Here or Here

Kalar dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.