only the best on line. Wellcome to my space

A mis veinti dos años puedo decir que eh vivido lo suficiente y que si el destino o las líneas de las palmas de mis manos decidieran llevarme a la muerte, me iría con gusto. No puedo decir que haya vivido todo, sin embargo puedo decir que para mi edad e vivido lo que tenia que vivir.

Se que aún tengo mucho por delante y que en lo que menos debería de pensar una persona de mi edad es en la muerte, pero que es la muerte? Por que habría de tenerle miedo a algo que no conozco?

Recuerdo que desde pequeña, siempre pensaba en cosas extrañas, no me daba miedo nada que no conociera, al contrario, más me intrigaba, pero al parecer el ser humano con el paso del tiempo se hace cobarde y le teme a todo.

pero si bien es cierto hay algo a lo que todos y cada uno tememos toda la vida, es mas doloroso que un regaño de nuestra madre, duele más que una caída de la bicicleta o de los patines, duele más que pensar en la muerte, por que sin ese temor, ningún dolor seria nada, ningún dolor valdría la pena, el mundo dejaría de girar sobre su propio eje y pasaría a ser solo un planeta más de la galaxia infinita, una sola bola de gases y agua, que dieron paso a un planeta más en un cosmos infinito, un sentimiento que crea, destruye y reconstruye, el alfa, omega, de la vida, una emoción que el humano a denominado como el amor, cuatro letras, una palabra, muchos significados, un concepto, muchas definiciones, diferentes formas de vivirlo y sentirlo. Un sentimiento que a lo largo del tiempo nos a mantenido con vida al ser humano, a la raza “pensante” y racional, un sentimiento que, a pesar de ser inofensivo todos alguna vez hemos temido sentirlo.

Yo en lo personal lo he conocido en sus diferentes modalidades y a su vez solo es una, e conocido ese amor por la familia, los amigos, por un dios supra terrenal, por uno mismo y por una pareja, e sentido ese amor en los huesos, en los tuétanos, lo eh sentido, correr por mis venas, con tal intensidad que te mareas y todo a tu alrededor se nubla, las piernas te tiemblan y tu pulsos se acelera. Pero el amor es más que eso, el amor es mas que una definición universal, mas que cuatro letras de un abecedario universal y mariposas en el estomago.

Durante muchos tiempo el hombre se ha dedicado a encontrarle una respuesta a todo, sin dejara nada en la naturaleza o simplemente con la intuición perceptiva del humano. Los escritores, científicos, cineastas, biólogos, humanistas e historiadores, han dedicado gran parte de sus investigaciones al “amor” y todos hemos caído, nos hemos dejado llevar por una corriente de conceptos, sensaciones y de mas cosas que en realidad no es que no sean verdad, simplemente han puesto un parámetro a algo que no lo debería tener, muchos nos han dicho como sentir, que sentir. Pero ninguno no a dicho quédate sentado no muevas el cuerpo, no pienses, no trates de sentirlo, no lo cuestiones.

Se que hablar de amor es Cursi, pero no hablo de ese tipo de amor, no hablo de ese amor inagotable como una lámpara de aceite, ni del que se llora cuando no esta, hablo del Amor como acción de vida… aquel que te obligas a no sentir para no hacer daño al ser que quieres, el que se sufre por que hemos cedido una parte de nosotros al otro y no la reclamamos, hablo de ese amor, con admiración, pasión, dolor, ternura… un amor que pocos sabemos que existe y muchos otros confundimos.

Un amor que no tiene interés alguno de ser bidirecional, pero se comunica…

Como lo decía Hesse, somos sólo hombre que aman,
...son más que seres engendrados, somos una exigencia del espíritu, una lejana
posibilidad tan terminada como el camino que se conduce y solo se va
corriendo en pequeños pedacitos y terribles éxtasis y tormentos...
Eso somos por que lo decidimos, por que así lo queremos, pero pocos estamos concientes de ello.

Hoy yo me siento recorriendo eso pedazos del camino, me siento nauseabunda y sumamente triste, por que no hay dolor más grande que el que no se calma con decírselo a la gente, ese dolor de amor, que quema y desgarra. Ese dolor que te hace ver que lo que esta ante tus ojos no es realidad, no existe y sólo fueron una creación de la exigencia de tu espíritu, hablo de ese y sólo ese amor que pesar de todo y de una noche de desvelo, aún se siente y no resabe como olvidarte de el. Y tengo miedo, por que soy cobarde, y me pánico peder aquello que parecía real, sin embargo alguien sabio dijo “ no podemos perder aquello que jamás fue nuestro” y el pánico aumenta por que el miedo ya no es perderlo, si no darse cuenta que lo que frente a tus ojos era real, jamás lo fue…




















Comentarios

Entradas populares de este blog

Quisiera ser alcohol

De cuanto te Amo

lklñ