martes, 3 de abril de 2007

Una parte de la solución: ¿la bicicleta?



La tercera parte del espacio urbano está dedicado al automóvil y cada día se incorporan varios cientos de autos nuevos a la circulación.



Los problemas de vialidad no se corregirán con calles más anchas ni con mejores combustibles, ni siquiera con autos eléctricos. De seguir así, muy pronto se paralizará la ciudad.



Situación actual

Hasta ahora, el enfoque que han dado las autoridades a los problemas de vialidad se ha centrado en dar mayores espacios a los automóviles para que puedan circular a mayor velocidad. Periféricos, ejes viales, pasos a desnivel, semáforos computarizados, etc., tienen como objetivo permitir el flujo más rápido de automóviles.
Contrastando con lo anterior, la velocidad promedio de los autos en la ciudad que es cada vez menor, y actualmente llega apenas a un nivel de 15 a 20 kilómetros por hora. Por otra parte, la construcción de toda esta infraestructura dedicada al automóvil ha tenido un costo económico y social enorme; son gastos que benefician a una minoría ya de por sí privilegiada, la cual engloba a los dueños de automóviles.
Se han sacrificado áreas verdes y espacios urbanos antes dedicados a vivienda, esparcimiento y convivencia. Se ha hecho cada vez más difícil caminar o buscar medios de transporte alternativos.



Estas políticas de transporte urbano nos han acarreado los siguientes problemas:

  • Caos vial cada vez peor.

  • Baja productividad por el tiempo perdido y el desgaste físico y mental que representa llegar al trabajo.

  • Creciente neurosis de todos los ciudadanos.

  • Problemas de contaminación imposibles de resolver.

  • Problemas económicos por el elevado costo de las obras de infraestructura (puentes, metro,segundos pisos, etc.).

Una parte de la solución: ¿la bicicleta?



El uso de la bicicleta como transporte urbano es la solución? Es barato, no contamina, no requiere infraestructura costosa, representa un instrumento para mejorar nuestra salud, ya que beneficia al corazón y pulmones, mejora el tono muscular, principalmente en el abdomen y las piernas, y además mejora el estado de ánimo de quienes lo practican.



Casi todos la hemos usado de niños y en la mayoría de las casas hay una o varias bicicletas arrumbadas porque ya nadie se anima a salir a la calle en bicicleta por el peligro que corremos debido a la falta de educacion y respeto al ciclista. Lo que se requiere son espacios para utilizar la bicicleta.



El uso de la bicicleta ha sido comprobado desde hace años en muchas ciudades del mundo; tanto en países desarrollados (Holanda, Alemania, Dinamarca, Canadá) como subdesarrollados (China, Taiwán, India, Perú, Brasil, Cuba). Incluso en nuestro país, hay muchos pueblos en los que la bicicleta sigue siendo el principal medio de transporte.

Propuestas Concretas del Instituto Mexicano de Fomento al Uso de la Bicicleta Urbana
  1. Convertir en ciclopista la vía del tren México-Cuernavaca.

  2. Crear áreas libres de autos (Centro Histórico, C. U., Coyoacán, etc.).

  3. Fomentar de manera institucional a los trabajadores que se transporten en bicicleta

  4. No invertir en más infraestructura que favorezca al automóvil.

  5. Rescatar e impulsar los usos laborales de la bicicleta

  6. Crear oficinas de apoyo al uso de la bicicleta en las principales ciudades del país.
Tal vez la idea suena un tanto fuera de la realidad, sobre todo en las grandes ciudades donde las distancias son muy grandes y es poco el tiepo con el que se cuenta debido al ajetreo diario, pero no hechemos en saco roto esta alternativa que tiene muchas ventajas solo es cuestion de actuar y sobre todo nos dela ...algo para pensar.








0 diciendo lo bello sin caer en lo CURSI: