Seis consejos para mejorar la calidad del sueño

Si te cuesta conciliar el sueño y eres de los que se pasan horas tratando de dormir?, puede que tu solución pase por darte un baño antes de acostarte o hacer ejercicio a última hora del día. Descubre seis consejos para alcanzar un buen descanso
Date una ducha o un baño caliente hora y media antes de dormir, acabando con agua tibia. El agua, con el cambio de temperatura, actúa como relajante muscular de modo similar a lo que ocurre cuando haces ejercicio y paras a continuación.
Evita grandes cantidades de comida antes de irte a la cama, pero ten en cuenta que los hidratos de carbono ayudan a formar serotonina, una hormona que estimula el sueño. ¿Un truco para no comer por las noches? Baja la intensidad de luz en casa, ya que esto le indica a tu cuerpo que hay que ponerse en "modo descanso" y que se ha acabado el momento propicio para comer.
Hacer ejercicio a última hora del día hará que tu temperatura corporal aumente y a continuación disminuya, lo cual te hará descansar mejor, pero ten en cuenta que necesitas unas tres horas para que se dé esta disminución, así que no salgas a correr a las 11 si te quieres acostar a las 12.
La rutina ayuda a tu cuerpo a crear patrones de comportamiento. Si cada día te vas a la cama a una hora diferente tu organismo no sabe cual es el momento de la desconexión. Acostúmbrate a ir dormir siempre a la misma hora.
Los estimulantes como la cafeína sabemos que quitan el sueño. Ten en cuenta que su efecto puede ser muy duradero, hay gente a la que le afecta de noche un café tomado por la tarde, ya que de media suelen ser 6 horas las que tiene de influencia.
Los viajes pueden alterar el patrón de sueño por la novedad de un emplazamiento diferente, que supone un estímulo. Para contrarrestarlo trata de hacer lo mismo que sueles hacer en tu casa: leer un libro, oír música o lo que tengas por costumbre antes de dormir.
DULCES SUENOS

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quisiera ser alcohol

Cuanto estas aquí

lklñ