Las cuatro estaciones

only the best on line. Wellcome to my space


Mientras comíamos, Carlo me platicaba sobre la hija de Bruno Smillert, Bianka, al parecer no era la única que se encontraba atraída por alguien más, a él también le interesaban otras personas, por un momento me sentí aliviada, pero luego de un rato Carlo dijo.

- Sabes SAM, Bianka podrá ser una chava muy ingeniosa e interesante, pero jamás será como tú.
- jaja ( reí yo con un tono frió) estas loco Carlo
- Es verdad amor.
- Bianka es una chica linda y muy guapa.
- No tanto como tú
- Ya deja eso Carlo, no compares las cosas
- Té molesta que hablé de Bianka
- No, para nada, es solo que ella y yo jamás seremos iguales, es como tu y Cristina o tal vez Eduardo
- Jajá, claro si me comparas con dos Gay pues no nunca seré igual
- Que dices?( le dije con un tono muy fuerte)
- Si Eduardo y Cristian son Gay no?
- No lo sé, por que lo dices con tanta seguridad?
- No sé, no sé, me pareció, se llevan muy bien
- Pues si Eduardo lo es, pero de Cristian no lo sé
- Va no importa, como sea son hombres totalmente diferentes a mí, uno es un modelo de fotografías y bueno nada mas y el otro pues es Eduardo, Eduardo, entiendes.
- No, la verdad no, mejor ya deja en paz eso que no me quiero molestar( estaba ya molesta por su forma de expresarse de ambos, en especial de Eduardo, siempre supe que Carlo no le caía bien Eduardo pero jamás a ese grado)
- No te enojes Amor, es solo un comentario o que té molesta que diga que Cristian en gay?
- No, me molesta como té expresas Carlo, es muy ofensivo el tono en que lo haces, sabes que ser Gay no es ninguna cosa de lo que sé Deva avergonzar alguien.
- No claro¡ pero yo no me sentiría orgulloso de serlo
- Basta ya, mejor hablemos de otra cosa, pide la cuenta ya me quiero ir
- Amor, es solo un juego.
- Pide la cuenta Carlo y vamos que se te hace tarde
- Esta bien

Me pare de la mesa muy molesta y me dirigí al baño, no quería pelear con Carlo, así que me trate de relajara y hacer como que no pasaba nada, salí del baño y Carlo ya no estaba en la mesa, volteé a la recepción y estaba ahí esperándome.

- Ya estas lista?
- Si, vayámonos
- Ok
Me tomo de la mano hasta el automóvil y nos dirigimos hacia el aeropuerto.
Cuando llegamos un joven se acerco al carro y nos hizo favor de llevarse las maletas, yo acompañe a Carlo hasta la sala de espera, en donde estaba casi toda la empresa, salude a todos y al poco rato anunciaron que abordaran el avión.

- SAM ya me voy
- Si que te valla bien( le dije de una forma muy fría)
- Sigues molesta
- No
- Te quiero SAM tratare de hablarte diario
- Si no te preocupes
Nos despedimos con un abrazo y un beso, justo cuando iba a pasar por la puerta de revisión me gritó - te amo- me retire y me dirigí a su casa para dejar su auto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quisiera ser alcohol

De cuanto te Amo

lklñ