El amor y las drogas producen el mismo efecto

only the best in line. Wellcome to my space
13/02/2007 17:44
El amor y las drogas producen el mismo efecto


Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México afirmaron que las bases del amor de pareja están en el cerebro, y las neuronas que lo generan son las mismas que se activan con el uso de estupefacientes, el placer de alimentarse o durante el juego compulsivo.
En un comunicado, Herminia Pasantes Ordóñez, del Instituto de Fisiología Celular (IFC), Premio Nacional de Ciencias y Artes, detalló que el sistema neuronal que procesa el enamoramiento está en el llamado “circuito de recompensa”, también conocido como “del placer”.
Este momento “recuerda el efecto adictivo de las drogas. Uno quiere estar todo el tiempo junto a la persona; el cerebro piensa constantemente en ella”.
La investigadora explicó que “cuando se está en esta etapa sucede algo parecido a lo que se siente con las anfetaminas: una sensación de gran bienestar”.
Sin embargo, el lapso de pasión intensa, de acuerdo con recientes descubrimientos, dura en promedio siete meses y luego se transforma y se procesa en otros circuitos del cerebro.Para la investigadora, “todo lo que somos está en el cerebro”, donde surge la inteligencia, creatividad, autoestima y también la emoción. Así, el amor se genera en su parte basal, lo cual se comparte con algunos animales.
Por su parte, Alfonso Escobar, emérito del Instituto de Investigaciones Biomedicas (IIBm), expresó que en el amor participan estructuras del cerebro interconectadas ampliamente, junto con mecanismos de aprendizaje y memoria, impresiones visuales, olfativas, gustativas y corporales, así como funciones cognoscitivas, como juicio, abstracción, creatividad o lenguaje.
Descartó la existencia del “amor a primera vista” y definió el amor de pareja como un vínculo de cariño con deseo sexual. Así se requiere que el cerebro esté atento, consciente y con actividad normal.
“Las estructuras cerebrales valoran lo que el ojo ve, lo que el oído escucha y lo que se toca. Esas sensaciones tienen un desempeño importante en los recuerdos y experiencias vividas anteriormente”.
Pero no sólo el amor está basado en la función cerebral, también otros estados afectivos como la alegría, tristeza, miedo, rabia, ira, tranquilidad, odio, pusilanimidad, valentía, vergüenza, apatía, felicidad y apacibilidad, entre muchos otros, señaló el experto.
No hay duda, indicó, que el atractivo sexual generado por una figura femenina o masculina, asociado a factores como edad, hormonas, feromonas y alomonas, entre otros, influyen en los mecanismos de enamoramiento.
Sin embargo, abundó, muchos matrimonios fracasan porque la relación sexual los atrajo, aunque no todo el contexto de pareja, lo que evita el desarrollo de un afecto.
En las nuevas generaciones, aseveró, la secuencia de eventos que llevan al enamoramiento se inicia con el aspecto sexual y eventualmente se genera el estado afectivo que constituye el amor; todo lo contrario que era en otras épocas, donde el encuentro sexual era la última etapa.Con información de Notimex

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quisiera ser alcohol

Cuanto estas aquí

lklñ